Un sistema de calidad, debería entenderse como una herramienta de gestión que aporte valor añadido a la empresa, a través de la mejora continua de sus procesos.

Para que un sistema de gestión de calidad sea eficaz, deben tenerse en cuenta las características de la empresa, las necesidades de cada departamento y las funciones de cada proceso. La norma se debe aplicar adaptando sus requisitos a la empresa y nunca al contrario.

Nos ocupamos del desarrollo del sistema, su implantación, formación de los empleados, seguimiento, auditorías internas, revisión del sistema y estamos presentes en el proceso de certificación. 

Nuevos proyectos

Características de la organización
Documentación del sistema
Difusión a los requisitos del personal
Aplicación práctica de los requisitos
Realizada por auditores cualificados
Apoyo ante el organismo certificador

Mantenimiento

Seguimiento de todos los procesos

Todas las actividades se planifican con un calendario

Elige tu modalidad

Presencial

Nos ocupamos de todo lo necesario para que su sistema de gestión funcione: Planificamos reuniones periódicas entre nuestros consultores y las personas designadas para mantener activo el sistema de gestión de calidad y optimizar sus resultados. Ayudamos a establecer indicadores de proceso, mantenemos actualizada la documentación, nueva legislación, impartimos formación, gestionamos y analizamos la satisfacción del cliente, realizamos las auditorías internas y les damos soporte presencial en las auditorías de certificación.

Online

A través de nuestra aplicación informática, mantenemos activo su sistema de gestión, optimizando sus resultados: Ayudamos a establecer indicadores de proceso, mantenemos actualizada la documentación, impartimos formación online, gestionamos y analizamos la satisfacción del cliente, monitorizamos la publicación de nueva legislación aplicable, realizamos las auditorías internas y preparamos la revisión por la dirección.

Un sistema de gestión de Responsabilidad Social Empresarial, genera un clima de confianza de los consumidores en la organización, refuerza la cooperación con las partes interesadas, contribuye de manera fundamental al crecimiento económico y provoca un impacto positivo en la competitividad a largo plazo.

La Responsabilidad Social de la empresa afecta tanto al ámbito interno de la misma como al externo.

Interno

  • Respeto al medio ambiente en la actividad de la Organización.
  • Derechos de sus trabajadores:
    • Igualdad.
    • No discriminación.
    • Salud y seguridad laboral.
    • Conciliación de la vida profesional y personal.

Externo

  • Respeto a los derechos de los clientes, consumidores y proveedores.
  • Respeto a los derechos humanos.
  • Respeto a la comunidad donde está situada la Organización.

Implantar un sistema de gestión responsable en la empresa requiere el asesoramiento de consultores especializados que le ayuden durante todo el proceso, desde la implantación hasta la certificación.